La fianza en los contratos de arrendamiento

Todo el mundo sabe que la fianza en los  contratos de arrendamiento es obligatoria, pero: ¿Para qué sirve la  fianza?, ¿Dónde debe depositarse?, ¿Cuándo es conveniente actualizarla?,  ¿Cómo se calcula dicha actualización?

Obligación

En  los contratos de arrendamiento es obligatorio solicitar al inquilino  un  mes de fianza (para el caso de arrendamiento de viviendas), y 2  meses de fianza (para arrendamientos de inmuebles para uso distinto de  la vivienda). 

El importe a solicitar es el equivalente al importe  establecido como renta. Si no la solicita, y por consiguiente no la  deposita ante el organismo que haya establecido su comunidad autónoma,  puede ser sancionado con multas que son muy cuantiosas, pudiendo  alcanzar el 75% del importe de la fianza no depositada. 

justicia-juicio


Si no la ha  solicitado a la firma del contrato, nada impide que la solicite mas  tarde, aunque en el contrato no se haya indicado nada al respecto. Tenga  en cuenta que si su inquilino se niega a satisfacerla (alegando  por  ejemplo que se la debería haber reclamado a la firma del contrato),  recuérdele que la fianza es obligatoria, por lo tanto no puede  renunciarse a su cobro y podría ser consecuencia para instar el  desahucio si su importe no es satisfecho.

¿Para qué sirve la fianza?

La fianza sirve para garantizar los  desperfectos ocasionados por el arrendatario, o la eventual rotura o  desaparición de muebles que el arrendador dejó en la vivienda a  disposición del inquilino.

¿Dónde se deposita?

La fianza debe depositarse en la Cámara  de la Propiedad Urbana u organismo equivalente.

¿Cuándo debe actualizarse la fianza?

Durante los cinco primeros años la  fianza no se actualiza. A partir del sexto año es aconsejable que se  actualice, y así sucesivamente al vencimiento de cada anualidad.

¿Cómo se calcula dicha actualización?

Aplique a la fianza el mismo índice  aplicado a la actualización de la renta y deposite la diferencia en la  Cámara de la Propiedad Urbana u organismo equivalente.

Si el contrato de arrendamiento ha  llegado a su fin y todo esta en orden, el propietario debe de restituir la fianza al inquilino dentro del plazo de un mes.  

Si el propietario se  niega, alegando cualquier causa injustificable, sepa usted que  transcurrido un mes desde la fecha de entrega de llaves,  sin haberse  hecho efectiva la citada fianza, ésta  devengará el interés legal.

Share

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *